OPORTO DIARY

8 sept. 2014


¿Qué tendrá el turismo urbano que me fascina?
...Oporto es una ciudad que se debate entre la modernidad y la tradición, logrando mantener un difícil equilibrio entre lo "nuevo" y lo "viejo". Situada al norte de nuestra vecina Portugal, gran desconocida e infravalorada, y con cierto espíritu de pueblo, Oporto se alza sobre el margen derecho del río Duero en su desembocadura en el Océano Atlántico. Su evidente aire decadente transmite cierta sensación de soledad, abandono, melancolía y nostalgia. Sin embargo, los intensos colores que predominan en la mayoría de sus fachadas, el blanco inmaculado de la colada tendida al sol y el verdor de las plantas que adornan sus balcones ponen una nota de color a esta antigua ciudad repleta de rincones que parecen haber quedado anclados en el pasado.




La vida en Oporto parece girar en torno al barrio de la Ribera (Cais da Ribeira). Sus pintorescas casas, que acompañan el lento fluir del río Duero a su paso por la ciudad, constituyen la estampa urbana más emblemática y repetida de esta singular urbe.



Otro de los lugares más emblemáticos de esta increíble ciudad es, sin duda, el Puente de Luis I, que une Oporto con Vila Nova de Gaia.  De sus numerosos puentes, es el más conocido e impresionante, por lo que congrega cada día a cientos de turistas que disfrutan de la panorámica que ofrece esta impresionante obra de ingeniería. 


En el margen izquierdo del río y frente a Oporto se encuentra Vila Nova de Gaia, que se caracteriza, entre otras cuestiones, por albergar gran parte de las bodegas de vino de Oporto más conocidas de la región. Resulta casi inevitable, además de dar un agradable paseo a lo largo de su avenida principal, sentarse en una de las muchas terrazas de la zona y disfrutar de una copita (o dos) de Oporto, mientras contemplamos la maravillosa vista del Cais de la Ribeira justo en la otra orilla del rio.


Ya en su casco histórico, sus inumerables calles, que parecen partir de lo más alto de la ciudad hasta desembocar en el Duero, sus edificios de época y sus pequeños cafés, hacen de Oporto un destino romántico, histórico y lleno de poesía.


Esto es Oporto, olor a mar, a río, a vino, olor a historia.


Seguir a Ponte unos tacones en TwitterSeguir a Ponte unos tacones en Facebook Seguir a Ponte unos tacones en Facebook Seguir a Ponte unos tacones en Instagram Seguir a Ponte unos tacones en Google+ Seguir a Ponte unos tacones en Bloglovin