MOMENTOS FUGACES

19 jun. 2015

 For those little things that take big smiles. For those unique moments that you remember forever. 
 Loving you is not enought.


Se que llevo demasiadas horas frente a la pantalla inventando la manera de cómo decir lo que quiero que leas, de cómo conseguir lo que quiero que sientas. Pero después de tanto tiempo juntos, me resulta casi imposible confesarte algo que no sepas ya.
Hace hoy seis años de aquel caluroso 19 de junio, ¿recuerdas? Y eso que pasamanos una semana con los dedos cruzados para que no se repitiera el diluvio universal que cayó el viernes anterior. Pero la diosa fortuna quiso sonreírnos entonces y el sol se levantó con ganas - y qué ganas - para brillar más que ningún otro día. Y tú.... Tú estabas tan guapo...


Es curioso, pero aún recuerdo como me temblaban los tobillos al salir del coche, y como mi padre, más nervioso que yo aún, me apretó la mano susurrándome un "tranquila" bajo el umbral de la puerta. Y sí, es cierto, en ese momento sientes tanto miedo que tropezarías incluso con tu propia sombra si ésta se lo propusiera, pero, como es tú día y sin saber cómo, comienzas a caminar lentamente, con centenares de ojos acompañándote, puestos en ti. 
Te prometo que nunca antes había sentido tanta presión encima. Es una mezcla entre pánico y felicidad suprema a partes iguales, pero que duró solo un instante, justo hasta que mis ojos encontraron los tuyos. Entonces el miedo se esfumó para dejar paso exclusivamente a la segunda de las partes implicadas... 
Sabes que he fantaseado desde niña con ese día especial en el que te conviertes en princesa, en el que tú y solo tú eres la protagonista del cuento y en la que tu vida parece detenerse un instante para que sueñes, para vivas aquello que durante tantos años has anhelado. Un momento fugaz, sí, pero tan especial, tan perfecto, tan intenso, que guardarás en tu recuerdo para siempre.



Y reconozco que en ocasiones siento cierta nostalgia al recordarlo, hasta el punto de necesitar echar la vista atrás, sentarme en el sillón con una caja de pañuelos al lado y revisar una tras otra las páginas del álbum o las canciones de nuestro vídeo, que hoy también nos sirven de fondo. Y, aunque como tantos otros momentos fugaces, duró apenas un suspiro, aún me queda tu sonrisa, tus abrazos, esa forma en que me miras o la ternura con la que acaricias siempre mi nariz.
Pequeñas cosas, pequeños detalles que te hacen gigante cariño.
Por eso - y por todo - te quiero ahora, te quería entonces y te querré siempre. No olvides, ¿vale?
Con amor, A.
Seguir a Ponte unos tacones en TwitterSeguir a Ponte unos tacones en Facebook Seguir a Ponte unos tacones en Facebook Seguir a Ponte unos tacones en Instagram Seguir a Ponte unos tacones en Google+ Seguir a Ponte unos tacones en Bloglovin