HUEVOS PARA CADA DÍA

26 ene. 2017


Os prometo que yo era de las primeras que me echaba las manos a la cabeza cuando alguien comía huevos dos días consecutivos y, paradojas de la vida, ahora desayuno dos huevos enteros cada día. Sí, con toda su clara, toda su yema, toda su grasa y todo su colesterol.

¡OMG!Jajajaja.

Y es que, afortunadamente, la pirámide alimenticia tradicional de la dieta mediterránea se tambalea y existe una tendencia en alza a limitar la ingesta de hidratos de carbono, especialmente los refinados, azúcares y alimentos procesados en general, cuyo consumo descontrolado constituye la verdadera amenaza cuando hablamos de trastornos cardiovasculares (la cruz que ha llevado a cuestas siempre el pobre huevo) o enfermedades tales como la diabetes o la incontrolable epidemia de obesidad mundial.
Es por eso por lo que, cuanto más leo sobre el tema, más cuenta me voy dando de que las grasas no son el enemigo, ni muchísimo menos, sino la cantidad de productos envasados y carbohidratos refinados que consumimos diariamente. De hecho y sin profundizar mucho en el tema (me da miedo aburriros), llevo varios meses con problemas que yo considero muy serios debido al déficit de grasa en mi alimentación. Así y desde hace cerca de un mes, he disminuido muy considerablemente mis fuentes de carbohidratos (que ahora provienen especialmente de mucha verdura y fruta y tubérculos en cantidades moderadas), aumentando muy considerablemente también mi ingesta de grasa. Y ¿sabéis qué?
Me encuentro más deshinchada (los hidratos absorben 4 veces su peso en agua), más animada y mucho más saciada (las grasas son densamente calóricas y su digestión requiere de más tiempo, por lo que entre comida y comida no paso hambre ninguna). 
Además y contra todo pronostico (porque era mi principal miedo al abordar este cambio), no he engordado ni un solo gramo. Y chicas, chicos, cuando hablo de grasa, hablo de grasa: aceite de oliva, aguacate, salmón, jamón ibérico, aceitunas, frutos secos, mantequilla y hasta bacon, si. La clave es que toda esta grasa de origen animal provenga de vaquitas y cerditos sanos, alimentados con pasto y libres de piensos y hormonas, porque solo así estaremos consumiendo grasa de calidad.
Y no os doy más la lata, que a veces resulto tremendamente pesada, lo sé. 

Mi propuesta para el desayuno de hoy:

H U E V O S   P A R A   C A D A   D I A

Plato:
1/2 plato de brotes verdes
1 cda de aceite de oliva virgen extra
50 gr de salmon ahumado
1/2 aguacate maduro
2 huevos pasados por agua (4 - 5 min)

Smoothie (cantidades para 2 raciones):
1/2 manzana verde
1/2 pepino
1 rama de apio
1 puñado de espinacas
1 cda de espirulina en polvo
250 - 300 ml de leche de almendras "zero"
1 cdita de canela
1 chorrito de vainilla
Stevia al gusto

¡Y listo!
Espero, como siempre, que os guste. Mil gracias por cada una de vuestras visitas y comentarios y nos "leemos" el próximo lunes, ¿ok?
¡Muack!


Seguir a Ponte unos tacones en TwitterSeguir a Ponte unos tacones en Facebook Seguir a Ponte unos tacones en Facebook Seguir a Ponte unos tacones en Instagram Seguir a Ponte unos tacones en Google+ Seguir a Ponte unos tacones en Bloglovin