6 nov. 2017

K R A K O W



Cuenta la leyenda que Cracovia se fundó tras la derrota de un maligno dragón y tal vez esta sea la causa de la atmósfera tan mítica que rodea a la ciudad. Una magia especial que deja sentirse en su castillo, pero también en sus innumerables iglesias, museos y placitas del casco antiguo. 
Una ciudad que ha sobrevivido a una intensa historia de guerras, conflictos e invasiones y que quedó marcada para siempre por la II Guerra Mundial. En sus calles se respira su trágico pasado, una sensación difícil de explicar, no sé, pero de verdad te sobrecoge.
Aunque más allá de todo el dolor y el sufrimiento que los habitantes de la antigua capital polaca se han visto obligados a padecer, lo cierto es que, en la actualidad, pasear por sus calles empedradas es toda una experiencia. Su casco antiguo está repleto de leyendas de lo mas variopintas, de comercios, de pequeños bares de leche y restaurantes de lo más "foodie". Así que entenderéis que nosotros hallamos disfrutado como enanos, ¿verdad?
Por eso y si estáis pensando en organizar alguna escapada, Polonia y su antigua capital es un destino 100% recomendable.
¡Espero que os guste!