1 abr. 2018

Dieta de definición: la importancia de las etapas.

Ponteunostacones fitness

Cuando tomamos la decisión de perder esos kilos de más que sobran en nuestro cuerpecillo serrano solemos cometer el grave error, especialmente el sector femenino de las florecillas, de bajar calorías y restringir hidratos y grasa sin control alguno. Esta locura, además, suele venir acompañada de otra mayor, casi un suicidio diría yo, que es fustigarnos con sesiones de cardio interminables bien sea en el gimnasio con las clases dirigidas o en la puñetera calle haciendo running.
Y los primeros días ¡guau!, la cosa va de cine: la báscula comienza a bajar casi de ipsofacto y tú, aunque pasas un hambre del demonio con tu dieta de 800 calorías a base de lechuga y pollo, estás hiper motivada gracias a estos primeros resultados que te hacen pensar que esta vez sí que sí vas a lucir estupenda en la playita.

Pero los días pasan y ¡ay amiga!, el descenso de tu báscula frena en picado y comienzas a ver mañana tras mañana el mismo puñetero número en su pantalla..."¿Que narices pasa?" "Tengo que hacer más ejercicio y comer menos, está claro." Te repites convencida de que es la solución estrella para poner fin a la huelga indefinida de tu báscula... Y así, empiezas a reducir tus raciones de pollo (porque está claro que la pobre lechuga no es la responsable de que tu peso no descienda) y te apuntas a alguna clase más que te permita quemar más calorías si cabe.

Tal vez esto te funcione una semana más y si es que llega, porque la ansiedad y el hambre se apoderan de ti, acompañados de un sentimiento de frustración terrible por poner todo de tu parte y no lograr que tu cuerpo responda como tu esperabas. Y empiezas a desmotivarte. Comienzas a pensar que mantener esta estúpida dieta no tiene ningún sentido porque algo en ti no funciona como debe (encima eres tú la culpable, tócate las narices), así que comienzas a comer como si no hubiera un mañana porque "total, con la dieta tampoco adelgazas".

Es entonces cuando, en cuestión de un suspiro, recuperas todo el peso que habías conseguido bajar con tanto esfuerzo e, incluso, algún kilo más de regalo. Efecto rebote se llama y sé que os suena, ¿verdad?

Ok, ¿y qué es lo que hacemos mal entonces?

Ponteunostacones fitness dieta definicion


L A   I M P O R T A N C I A   D E L   M E T A B O L I S M O   E N   L A   P E R D I D A   D E   G R A S A
Ya hemos hablado en bastantes ocasiones del significado de este término que, además, habréis oído hasta la saciedad dentro del mundillo fitness pero, por si es necesario, os recuerdo que el metabolismo basal consiste básicamente en las calorías que tu cuerpo emplea en realizar sus funciones vitales y mantenerte con vida cuando estas en reposo.

Así y cuando mantenemos una dieta hipocalórica prolongada y tan estricta como la que comentábamos antes, nuestro organismo pone en marcha una serie de mecanismos para compensar esa cantidad de energía (calorías) que no estamos aportando. De esta forma, nuestro metabolismo se vuelve más lento y nuestro cuerpo, que antes quemaba muchas calorías gracias al déficit en nuestra dieta de lechuga y pollo y las mil horas de cardio infinito, detiene prácticamente la quema de grasa y pasa al modo "ahorro de energía on".
Y es que, queridas florecillas y florecillos, tenéis que considerar que nuestro organismo desconoce porque ingerimos menos calorías de las que él necesita para funcionar correctamente. No sabe que es por voluntad propia, que lo que queremos es ponernos el puñetero bikini y decir bye bye a las lorzas que nos acompañaban el verano pasado. Él no sabe que todo esto es porque nos da la real gana y que tiene que obedecer como debe, no... En este caso impera nuestra naturaleza y, lógicamente se activan todas las alertas ante la escasez de calorías y nutrientes a la que lo estamos sometiendo. 

Porque nos guste o no, lo entendamos o no, los depósitos de grasa son su garantía de supervivencia y no se va a deshacer de ellas cuando se siente "amenazado", ¿verdad?

Ok, ¿y como evitamos llegar a este punto?

Ponteunostacones fitness dieta definicion

L A   I M P O R T A N C I A   D E L   E N T R E N O   D E   P E S A S 
Lo primero que debemos considerar es que el metabolismo basal está directamente ligado a la cantidad de tejido muscular que el organismo en cuestión posea, es decir, cuanto mayor sea nuestra masa muscular mayor será el gasto de nuestro metabolismo basal y, por tanto, mayor la cantidad de calorías que consumimos sin más, estando quietecitos y quietecitas. También será mayor la cantidad de energía que empleemos durante nuestro entrenamiento y en nuestro NEAT.

Es por ello que considero fundamental poner el mismo o mayor empeño a la etapa de volumen que el que le dedicamos a la etapa de definición. El problema es que a las mujeres nos puede el miedo a engordar. No gestionamos nada bien lo de vernos con 3 o 4 kilos de más y claro, somos muy pocas las que nos atrevemos a subir calorías, entrenar pesado y realizar un volumen en condiciones. De hecho, la mayoría de nosotras y si os paráis a pensar, vivimos en una dieta hipocalórica casi crónica, que rompemos de cuando en cuando con atracones de comida nada saludable que luego nos provocan un sentimiento de culpabilidad increíble. ¿Es así?

Y es que no sé las veces que os lo habré repetido ya pero, por mi experiencia os digo, que empeñarse en bajar de peso sin control alguno y manteniendo esas dietas tan estrictas durante taaaaanto tiempo no os va a conducir a nada. Por lo menos a nada parecido a lo que esperáis conseguir. Un cuerpo se "tonifica" a base de pesas, pesas que hay que hacer tanto en volumen como en definición. Porque el cardio es una herramienta muy efectiva cuando se trata de inclinar la balanza y generar ese déficit de calorías que se necesita para perder grasa, si, pero debemos priorizar la masa muscular y, por tanto, entrenar con pesas se vuelve fundamental también en esta etapa, ¿entendido?

Ok entendido lo de las pesas, pero vamos al lío:
 ¿Qué hay de la dieta entonces?
¿Cómo consigo que mi cuerpo no se sienta "amenazado"?
¿Cómo logro que no detenga la quema de grasa?

Dieta hipocalórica de 12 a 16 semanas, no más.

Correcto aporte de macronutrientes.
Cargas y descargas.

Pero esto ya para la próxima, ¿vale?


Ponteunostacones fitness dieta definicion

Muchos, muchos besos y chao, chao, chao florecill@s.